Saltar al contenido

Vitamina B12 niños

b12 niños


Vitamina B12 en niños: Indispensable desde el embarazo

A pesar de que la deficiencia de vitamina B12, o cianocobalamina, en niños recién nacidos o de corta edad no es común, es fundamental que los pequeños reciban diariamente entre 0,3 a 1,8 microgramos (dependiendo de la edad y otros factores) de dicho nutriente para garantizar su correcto desarrollo físico y mental.

La vitamina B12 junto al folato (B9) son parte de los nutrientes esenciales antes, durante y después del embarazo. Pese a estar presente en una gran cantidad de alimentos, se debe reforzar su ingesta a través de suplementos de origen farmacológico o consumiendo productos enriquecidos con complejo B y otros micronutrientes.

La vitamina B12 en niños y adultos contribuye a la formación de glóbulos rojos sanos, está asociada con la síntesis del ADN y –entre otras cosas- al desarrollo intelectual.

A pesar de ser una vitamina hidrosoluble (su excedente en el organismo se desecha junto con la orina), los adultos sanos cuentan con una reserva de cobalamina en el hígado lo suficientemente grande como para cuatro o cinco años.

Mas los niños recién nacidos carecen de reservas de B12 y en sus primeras semanas de vida puede que solo reciban los nutrientes a través de la lactancia materna; por lo que la madre no debe descuidar el consumo de cobalamina, en especial si se trata de una mujer vegana que no incluye productos de origen animal en su alimentación diaria.

Recordemos que el cuerpo humano no es capaz de producir vitamina B12 y la misma no se encuentra en alimentos de procedencia vegetal como frutas o verduras.

La manera natural de ingerir cobalamina es mediante la ingesta de hígado de res, carnes rojas o blancas, huevos de gallina, leche, almejas y ciertos alimentos enriquecidos como cereales, galletas o bebidas. 


Vitamina B12 alta en niños

Vitamina-B12-alta-en-niños

Un informe del National Institutes of Health (que congrega a varios entes de salud de los Estados Unidos de Norteamérica) indica textualmente que “No se ha demostrado la vitamina B12 cause daño alguno” pero bien dice el refrán: todos los excesos son malos, por lo que conviene no abusar.

Adicional, el exceso de vitamina B12 en niños o adultos es señal de alarma y conviene recurrir de inmediato a un médico.

Niveles altos de B12 puede significar:

  • Enfermedades hepáticas (cirrosis o hepatitis).
  • Enfermedades renales (mal funcionamiento de los riñones).
  • Enfermedades de la médula ósea (leucemia).

Posibles síntomas de la vitamina B12 alta en niños:

  • Descomposición estomacal o diarrea.
  • Dolores musculares.
  • Sarpullido
  • Náuseas y dolor de cabeza.
  • Nerviosismo, ansiedad y palpitaciones cardíacas
  • Prurito o irritación cutánea tras ducharse con agua caliente.

En niños pequeños puede que los síntomas no sean fáciles de distinguir, por lo cual conviene consultar al médico y será este último quien decida si es prudente efectuar un examen sanguíneo de laboratorio para determinar los niveles séricos de B12 en sangre.


Vitamina B12 para niños dosis

La dosis adecuada de vitamina B12 en niños depende de la edad, su alimentación y la de la madre durante el periodo de lactancia.

En líneas generales el niño no requiere de suplementos extras durante los primeros seis meses de vida. Puede conseguir los nutrientes necesarios para su desarrollo en la leche materna o las fórmulas lácteas.

Solo deben tomar previsiones aquellas madres veganas estrictas lactantes o que padecen de alguna patología que les impide absorber y mantener la cobalamina en su organismo.

Pasados los seis meses y hasta el primer año de edad puede que el bebé no requiera de suplementos extras de B12, siempre y cuando reciba pecho, al menos, 5 veces al día o tome tres biberones de formula enriquecida con vitaminas y minerales.

Dosis diaria de B12 en niños y adolescentes

De acuerdo a la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria la ingesta diaria adecuada de vitamina B12 en niño y adolescentes es la siguiente:

De 7 meses a 6 años: 1,5 microgramos.

De 7 a 10 años: 2,5 microgramos.

De 11 a 14 años: 3,5 microgramos.

A partir de los 15 años: 4 microgramos.

Dosis de vitamina B12 en niños veganos u ovolactovegetariano

Los pequeños comienzan a consumir alimentos sólidos pasados los 10 o 12 meses de vida. Si se trata de un niño vegano, que ha dejado de ingerir leche materna o formula láctea, conviene incluir algún suplemento vitamínico rico en B12 en su dieta.

Si, por el contrario, el infante, pese a no consumir carnes, recibe entre 4 o 5 huevos a la semana y dos raciones de lácteo al día (incluyendo la leche materna) se puede aguardar hasta cumplidos los 18 o 24 meses sin necesidad de adicionar suplementos de origen farmacológico.

En el siguiente cuadro se detalla la dosis diaria o semanal adecuada para niños veganos u ovolactovegetariano:

 

Semanal

Diaria

Vegano

De 9/12 meses hasta los 3 años: 250 microgramos.

Atención: si el bebé ha dejado de amamantarse y no toma formulas fortificadas, la dosis se debe aumentar a 500 microgramos semanales administrados en dos dosis.

De 9/12 meses y hasta los 3 años: 2,5 microgramos.

Atención: si el bebé ha dejado de amamantarse y no toma formulas fortificadas, la dosis se debe aumentar a 5 microgramos diarios administrados en dos dosis.

Ovolactovegetariano

Desde los 18/12 meses y hasta los 3 años: 250 microgramos.

No necesita dosis diaria. Con una pauta semanal de 250 microgramos es suficiente.


Falta de vitamina B12 en niños

vitamina b12 baja

Como ya explicamos al comienzo del post, la vitamina B12 es indispensable en la producción de glóbulos rojos sanos, encargados de transportar el oxígeno a todos los rincones del cuerpo y recoger material de desecho como el dióxido de carbono.

A continuación 8 síntomas que auguran una dificultad en la absorción de cobalamina en niños o adolescentes:

  • Mareos.
  • Piel pálida.
  • Falta de concentración.
  • Sensación de pinchazos en el cuerpo.
  • Sueño y desgano.
  • Visión borrosa.
  • Retraso en el crecimiento.

Mareos:

Al tener una baja producción de glóbulos rojos, el oxígeno llega de manera deficiente al cerebro.

Piel pálida:

Una tez amarillenta puede asociarse con un cuadro anémico.

Falta de concentración:

La vitamina B12 está ligada a las conexiones neuronales. Un niño con déficit de cobalamina puede presentar dificultad de aprendizaje.

Sensacion de pinchazos en el cuerpo:

Debido a que la vitamina B12 tiene nexos en la formación muscular, un niño con deficiencia de dicha vitamina padece de entumecimiento, calambres o pinchazos.

Sueño y desgano:

La apatía y soñolencia son síntomas de un cuadro anémico.

Vision borrosa:

Conviene visitar al oculista para determinar si están asociados a una carencia de vitamina B12 u otro trastorno.

Retraso en el crecimiento:

Niños mal alimentados o con dietas precarias tienden a tener un desarrollo físico rezagado.


Vitamina B12 para niños consejos finales

  • Dependiendo de la edad del infante se pueden adquirir suplementos ricos en vitamina B12 en gotas, tabletas o pastillas masticables, que suelen ser del agrado de los niños.
  • La vitaminaB12 de origen artificial (farmacológico) se absorbe mejor que la proveniente en los alimentos.
  • Debido al mayor riesgo de tener una cantidad de vitamina B12 baja, los niños veganos, del mismo modo que los adultos, requieren de una dosis diaria o semanal de vitamina B12.
  • Los comprimidos, en caso de niños menores de 4 años, se deben administrar completamente triturados.
  • En caso de dudas el médico pediatra es tu mejor aliado.
No te olvides de calificar el contenido ^^
[Total:0    Promedio:0/5]