Saltar al contenido

Anemia Perniciosa

Anemia Perniciosa

En el siguiente artículo, encontrarás todo lo que necesitas saber acerca de la Anemia Perniciosa; sus causas, síntomas, tratamiento, consecuencias y información exclusiva que no encontrarás en ningún otro artículo relacionado.

La anemia perniciosa es una enfermedad hematológica que se caracteriza por bajos niveles de glóbulos rojos sanos. Se origina cuando el organismo humano no es capaz de absorber y mantener la cobalamina o vitamina B12, fundamental en la producción de nuevos hematíes.

Cifras contempladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que, al menos, 1620 millones de personas padecen de algún tipo de anemia. Una alimentación precaria, niveles bajos de nutrientes y puntuales patologías pueden afectar de manera negativa la producción de glóbulos rojos sanos.


Anemia perniciosa causas

causas anemia perniciosa
La anemia perniciosa se genera cuando el organismo no es capaz de absorber de manera correcta la vitamina B12, encargada -entre otras cosas- de la maduración de los glóbulos rojos en la medula ósea.
La anemia perniciosa no siempre es el resultado de una alimentación precaria (pobre en carnes de res, huevos, lácteos y demás alimentos ricos en cobalamina) sino que en la mayoría de los casos se asocia con enfermedades autoinmunes o gastritis atrófica.

Sin importar cuál sea el origen de la anemia perniciosa, en todos los pacientes hay algo en común: su organismo es incapaz de segregar o mantener una proteína denominada Factor Intrínseco Gástrico (FI) que se ocupa de asimilar la vitamina B12 de los alimentos.
Anemia perniciosa por problemas de salud

Entre las afecciones que pueden propiciar una anemia perniciosa destacan:

  • Enfermedad de Crohn, celiaquía y síndrome de Sjögren (todas enfermedades inmunológicas).
  • Cirugías para la reducción del estómago o intestino delgado. Los pacientes con bypass gástrico tienen un proceso digestivo corto que impide la correcta absorción de los nutrientes contentivos en los alimentos.
  • Uso prolongado de antiácidos y protectores gástricos que inhiben la producción del Factor Intrínseco.
  • Anemia perniciosa congénita, es muy poco común y resulta hereditaria.
  • Gastritis atrófica (de la cual ahondaremos más adelante debido a que es una de las causas más común de anemia perniciosa y está asociada al cáncer de estómago).

Anemia perniciosa por alimentos pobres en B12

  • Dietas veganas estrictas.
  • Desnutrición.
  • Fallas en la alimentación de mujeres embarazadas y niños en desarrollo.

Anemia perniciosa otras causas

  • El consumo excesivo de alcohol puede afectar las reservas orgánicas de vitamina B12.
  • Uso constante de óxido nitroso (N2O) o gas de la risa, empleado por algunos odontólogos junto con la anestesia.

Adicional, y dependiendo de las causas, puede existir un déficit de vitamina B12 severo o leve y será un médico el encargado de determinar que tratamiento requiere el paciente.

Causas de déficit severo de B12

  • Enfermedades autoinmune.
  • Uso frecuente de óxido nitroso.
  • Anemia perniciosa congénita.

Causas de déficit leve de B12

  • Dietas veganas.
  • Alcoholismo.
  • Fármacos inhibidores de los ácidos gástricos
  • Gastritis atrófica.

Antiguamente la anemia perniciosa se consideraba mortal. Afortunadamente, en la actualidad, es fácil de tratar mediante una dieta balanceada y suplementos de B12.


Anemia perniciosa síntomas

sintomas anemia perniciosa

El cuadro clínico de un paciente con anemia perniciosa varía dependiendo de la complejidad del caso. Al principio los síntomas pueden pasar desapercibidos, pero van en ascenso a medida que los niveles de glóbulos rojos en sangre disminuyen.

  • Cansancio.
  • Falta de apetito.
  • Tez pálida o amarillenta.
  • Problemas de concentración.
  • Fallas respiratorias.
  • Arritmia.
  • Inflación de encías.
  • Lengua roja y lisa (carente de papilas gustativas).
  • Náuseas y diarreas.
  • Los síntomas no se manifiestan de manera similar en todos los casos, por lo que pueden variar de un paciente a otro. La edad promedio de diagnóstico es de 60 años.


Anemia perniciosa consecuencias

En los casos más graves la anemia perniciosa ocasiona daños irreversibles en el las células nerviosas (neuronas) produciendo calambres en las extremidades superiores e inferiores, confusión, depresión, demencia y psicosis.

El organismo de una persona sana es capaz de almacenar, en el hígado, suficiente vitamina B12 como para tres o cinco años, por lo que la enfermedad no presenta un cuadro clínico súbito. Por el contrario, los síntomas se manifiestan de manera sutil y se pueden confundir con estrés o exceso de carga laboral.


Anemia perniciosa tratamiento

tratamiento anemia perniciosa

El tratamiento de la anemia perniciosa es bastante sencillo y económico: 1 mg diario de vitamina B12, vía intramuscular, durante una semana.

Seguidamente, el paciente debe recibir una inyección de 1 mg de B12 a la semana durante un mes y finalmente solo requiere de una dosis bimensual o trimestral para mantener las reservas orgánicas de cobalamina.

Es fundamental evitar la automedicación y recurrir a un profesional de la salud a fin de determinar si realmente se trata de un cuadro anémico producto de una deficiencia de B12. Existen, al menos, 10 tipos distintos de anemia con sintomatología muy similar pero con tratamientos totalmente distintos.


Anemia perniciosa tratamientos complementarios

Adicional al tratamiento de B12 intramuscular, puede que el paciente requiera de otros medicamentos y coadyuvantes para solventar su cuadro anémico.

Anemia perniciosa tratamiento en ancianos:

En el caso de personas mayores, una vez normalizado los niveles de glóbulos rojos en sangre, requieren de control médico constante. Las personas de la tercera edad son más propensas a padecer infecciones urinarias, de pulmón y cáncer de estómago.

Anemia perniciosa tratamiento en problemas inmunes:

Queda a criterio del médico prescribir, junto al tratamiento de cobalamina, corticoides para evitar que el sistema inmunológico siga interfiriendo en la producción del Factor Intrínseco Gástrico.

Anemia perniciosa tratamiento por gastritis:

En los casos de anemia perniciosa por gastritis atrófica, el médico puede que prescriba un par antibióticos para atender la situación que propicia el problema estomacal (generalmente ocasionado por bacterias).

Anemia perniciosa tratamiento en casos severos:

Cuando el paciente muestra niveles realmente bajos de hemoglobina, a tal punto que comprometan su vida, es imprescindible una transfusión de hematíes o glóbulos rojos.


Anemia perniciosa diagnóstico

testa anemia perniciosa

Solo un médico puede diagnosticar un caso de anemia perniciosa mediante la auscultación del paciente y tras una analítica de los niveles séricos de B12.

Los valores normales de cobalamina van de 200 a 900 picogramos por mililitro de sangre, fuera de ese rango es señal de alerta y requiere de la debida atención médica.

Niveles bajos de B12 se asocian a una anemia perniciosa; mientras que por encima de los 900  picogramos se deje entrever una posible falla renal.

Preparación para la prueba de anemia perniciosa

El examen clínico para determinar los niveles séricos de B12 requiere de una muestra sanguínea recolectada mediante un pinchazo en el brazo (por lo general en una vena del interior del codo o la muñeca).

Es fundamental que el paciente no ingiera alimentos de manera previa (entre 6 o 8 horas de ayuna) y advierta sobre cualquier medicamento que esté tomando para el momento del estudio.

Algunos antiinflamatorios (colchicina), antibióticos (cloramfenicol), protectores gástricos (omeprazol) y antidiabéticos (metformina) pueden generar resultados errados en los niveles séricos de B12.


¿Quiénes son propensos a sufrir de anemia perniciosa?

Como ya hemos comentado, la anemia perniciosa  suele ser una consecuencia  asociada a puntuales patologías que afectan la producción del Factor Intrínseco (FI) en el estómago. Son más propensos los pacientes que padecen de:

Enfermedades autoinmunes que atacan la proteína FI (Factor Intrinseco):

Enfermedad de Addison, enfermedad de Crohn, la enfermedad de Graves, diabetes tipo 1, vitíligo, síndrome de Sjögren, celiaquía o cualquier otra patología en la que el sistema inmunitario destruya la proteína FI del estómago.

Gastritis atrófica:

Se trata de una enfermedad estomacal, muchas veces ocasionada por la bacteria Helicobacter Pylori, en las que el sistema inmune ataca a las células del estómago que se encargan de producir los ácidos gástricos y la proteína FI. De dicha patología seguiremos hablando más adelante debido a su asociación con la anemia perniciosa y el cáncer gástrico.

Cirugía estomacal:

Los pacientes que se han sometido a un bypass gástrico no asimilan de manera correcta los nutrientes de los alimentos, por lo que deben reforzar su dieta diaria con suplementos farmacológicos ricos en vitamina B12.

Dietas veganas:

La cobalamina está presente de manera natural en la carne de res, productos lácteos, huevos, pescados y almejas. Una dieta vegana extrema –sin ser una enfermedad- es otro escenario factible para una anemia perniciosa.

Protectores gástricos:

También –aunque menos frecuente- el uso prolongado de protectores gástricos farmacológicos tiene una incidencia negativa en la absorción de vitamina B12 por parte del organismo.


¿Cómo prevenir la anemia perniciosa?

prevenir anemia perniciosa

Una dieta balanceada, que incluya alimentos ricos en B12, es la manera más efectiva para prevenir la anemia perniciosa en personas sana.

En el caso de veganos y personas con cirugías estomacales  lo mejor es incluir, a su día a día, suplementos de vitamina B12 que permitan mantener los depósitos de cobalamina en el organismo.

Finalmente, los recién nacidos de madres veganas deben ser examinados por su pediatra a fin de determinar sus niveles de B12 y glóbulos rojos.


Anemia megaloblastica perniciosa: un déficit de B12 y B9

Aunque guardan cuadros clínicos similares, no es lo mismo una anemia perniciosa que una anemia megaloblástica perniciosa.

El primero de los casos se atiende con dosis mantenidas de vitamina B12; mientras que en la anemia megaloblástica perniciosa el paciente padece de niveles bajos de hematíes debido a la carencia de cobalamina y vitamina B9 conocida también como ácido fólico.

Además, y a diferencia de la anemia perniciosa, en la anemia megaloblástica los glóbulos rojos suelen ser de un mayor tamaño, con forma ovalada y corta vida.

Los glóbulos rojos sanos caducan a los 120 días de su formación. Una vez mueren son desechos a través de un proceso denominado hemólisis y surgen nuevos glóbulos que se ocupan de llevar el oxígeno a todo el organismo y recoger el dióxido de carbono.


Gastritis Atrófica y vitamina B12

Cifras alarmantes se relacionan con la gastritis atrófica. La patología, que debilita el revestimiento de las paredes estomacales y en consecuencia la correcta absorción de vitamina B12, es ocasionada por una bacteria, denominada Helicobacter Pylori, que está presente en, al menos, 50% de la población mundial.

Aunque parezca increíble alrededor de 3 mil millones de personas están contaminadas con una bacteria de origen fecal, que antiguamente se asociaba a condiciones de vida insalubres y hacinamiento.

Afortunadamente, es tratable (con una combinación de antibióticos y protectores gástricos) pero por desgracia guarda estrecha relación con el cáncer gástrico.

El Helicobacter Pylori es la principal causa de cáncer de estómago por lo cual resulta imperioso su detección y atención temprana.

Gastritis atrofia autoinmunitaria

Adicional, en casos menos frecuente, existe la gastritis atrófica autoinmunitaria en la que el sistema inmune no reconoce las células que conforman las paredes internas del estómago y las ataca hasta su destrucción.

Con la gastritis atrófica autoinmunitaria también se corre el riesgo de padecer anemia perniciosa por deficiencia de vitamina B12 y existe una mayor probabilidad de sufrir cáncer de estómago.


¿Existe relación entre la anemia perniciosa y el cáncer gástrico?

anemia perniciosa cancer gastrico

No hay una conexión entre la anemia perniciosa y el cáncer de estómago. En todo caso, hay que tener especial cuidado con la gastritis atrófica que, reiteramos, es causante de una falla en la producción de glóbulos rojos y, en el peor de los casos, un carcinoma estomacal.

También hay que desmentir la falsa creencia que asocia la anemia perniciosa con la leucemia. El cáncer en la sangre no es antecedido por una anemia; por el contrario una anemia si es un síntoma de la leucemia.

La confusión puede que se debe a que en la leucemia (cuyo origen a ciencia cierta es un desconocido) glóbulos blancos “mutados” se diseminan por todo el torrente sanguíneo hasta que logran ingresar a la medula ósea y alterar el proceso de producción de la sangre.

Una vez que los glóbulos blancos se apoderan del tejido hematopoyético, encargado de la producción de células sanguíneas, los niveles de hematíes y plaquetas van en descenso y el paciente desarrolla una anemia bastante agresiva.


Anemia perniciosa cura

Una persona con predisposición a padecer anemia perniciosa es probable que requiera por el resto de su vida de un suministro extra de vitamina B12.

Dejando al lado el veganismo, las patologías que desencadenan la anemia perniciosa son todas irreversibles y no tienen cura.

Mas es de destacar que con el tratamiento adecuado y una atención oportuna, una persona con anemia perniciosa puede llevar una vida completamente normal y sin privaciones de ningún tipo.

Lamentablemente, en aquellos casos que no recibieron asistencia médica oportuna, los daños en el sistema neural pueden prevalecer aunque en menor escala.

Consejos para veganos con tal de evitar la anemia perniciosa

Mantener una dieta vegana estricta priva al organismo de muchos nutrientes de origen animal que son imposibles de conseguir a través de la ingesta de frutas y verduras. Afortunadamente existen la cianocobalamina, un sustituto sintético de la vitamina B12 muy económico y efectivo.

La cianocobalamina es resistente a la luz, cambios de temperatura y pH. Además su consumo, incluso en dosis altas, no es toxico, por lo cual es recomendada por los médicos.

Una persona vegana debe tomar al menos, tres raciones diarias de comida enriquecida con vitaminas y minerales, o tomar unos 100 mcg al día de vitamina B12 o 2000 a la semana. Podría decirse que el mejor momento para tu ingesta, es durante el desayuno que es el momento del día en que el organismo realiza de manera más eficaz la absorción de nutrientes.


Anemia y B12 conclusiones finales

  • La anemia perniciosa se debe a una carencia de vitamina B12 debido a que el organismo no puede generar y mantener una proteína, denominada Factor Intrínseco Gástrico, que se encarga de absorber la cobalamina de los alimentos.
  • Enfermedades autoinmunes, gastritis atrófica y una dieta vegana estricta son el preámbulo a una anemia perniciosa. 
  • La anemia perniciosa es tratable y con el tratamiento oportuno el paciente puede llevar una vida normal.
  • No existe relación entre la anemia perniciosa y el cáncer de estómago o leucemia. Por el contrario una leucemia puede propiciar una anemia y los pacientes con gastritis atrófica tienen 3 veces más posibilidades de padecer de un carcinoma estomacal.
  • La vitamina B12 solo está presente en productos de origen animal. Existen suplementos vitamínicos de origen sintético para veganos.

No te olvides de calificar el contenido ^^
[Total:0    Promedio:0/5]