Saltar al contenido

Ácido fólico y vitamina B12

vitamina b12 y acido folico

La vitamina B12 y el ácido fólico forman parte del complejo B, la evolución de la especia humana no sería la misma sin ellas, y numerosos estudios científicos avalan sus beneficios.

Mas no todo son elogios. Si bien forman parte de las vitaminas esenciales para el cuerpo humano y la posibilidad de una intoxicación es prácticamente nula en individuos sanos, algunos estudios de laboratorio han desentrañado un posible lado oscuro del folato y la cobalamina.

En el siguiente post develaremos todo acerca del ácido fólico y la vitamina B12. Qué son, para qué sirven, síntomas por deficiencia de ambos nutrientes y su relación con el cáncer y demencia.


¿Qué es el Ácido fólico?

También conocida como folato o vitamina B9, el ácido fólico fue descubierto en la década de los 30, por la hematóloga inglesa Lucy Wills, mientras investigaba casos de anemia en mujeres embarazadas pobres de la India.

Al igual que el resto de las vitaminas que conforman el complejo B (ocho en total), se trata de un compuesto hidrosoluble, que no se almacena en el organismo, sino que es expulsado a través de la orina. De hecho, los niveles de hemoglobina en sangre, pueden descender en tan solo semanas con una dieta pobre en ácido fólico.

La buena noticia es que la vitamina B9 está presente en númerosos alimentos. Además, los suplementos vitamínicos de origen sintético son muy económicos y variados.

Se pueden conseguir fórmulas puntuales para mujeres embarazadas, deportistas o en combinación con otras vitaminas del complejo B indicadas para tratar cuadros anémicos, agotamiento físico/nervioso y neuralgias.

Ácido fólico para qué sirve:

La vitamina B9 evita la anemia megaloblástica, o anemia por deficiencia de folato, que ocasiona un desarrollo inusual de los glóbulos rojos y corta permanencia de los mismos en el torrente sanguíneo.

Además, el ácido fólico esta estrechamente ligada a la producción de ADN y el desarrollo del tubo neural, génesis del sistema nervioso durante el periodo embrionario.

Tan solo 4 mg de folato, un mes antes del embarazo y durante la gestación, reduce en gran medida el riesgo de espina bífida y otros problemas.

Finalmente, la B9 junto con otras vitaminas (B12 y C) se encarga de producir proteínas indispensables para el funcionamiento del cuerpo humano.


¿Qué es la vitamina B12?

Antes de seguir leyendo este artículo, te recomendamos que te leas nuestro artículo sobre ¿Qué es la vitamina B12?, en el que te explicamos con detalle su origen, dónde se encuentra y mucha información necesaria para su correcto consumo.

Por otro lado, y a diferencia del ácido fólico, la vitamina B12 o cobalamina solo se consigue de manera natural a través de alimentos de origen animal.

El cuerpo guarda, en el hígado, reservas suficientes como para tres o cinco años, aunque dietas veganas estrictas y ciertas enfermedades autoinmunes o gástricas pueden comprometer su absorción.

La cobalamina es hidrosoluble y poco resisten al calor. Su presencia disminuye en aquellos alimentos que son sometidos a cocción extrema.

Vitamina B12 para qué sirve:

Relacionada con la correcta formación y cuidado del sistema nervioso central, la vitamina B12 también juega un papel crucial en la producción de glóbulos rojos sanos.

Bajos déficit de cobalamina pueden ocasionar anemia perniciosa y daños colaterales como calambre en extremidades, confusión,  depresión y –en el peor de los casos- demencia.

Además, al igual que el folato, la vitamina B12 está asociada con la replicación del ADN de las células. Se entiende por replicación o síntesis del ADN al proceso en que una molécula de material genético se desdobla, sirviendo cada extremo como patrón para una copia exacta de la molécula madre.


Falta de vitamina B12 y Ácido fólico síntomas

Falta de vitamina B12 y acido folico sintomas

Los síntomas por deficiencia de ácido fólico y B12, pueden deberse a dietas bajas en estas vitaminas, dando paso a cuadros clínicos similares, que, a veces, pueden pasar desapercibidos o confundirse con otras patologías.

Un déficit de cobalamina genera anemia perniciosa. Mientras, la carencia de folato conduce a una anemia megaloblástica. En ambos casos los primeros síntomas son debilidad física, inapetencia, palidez y otras patologías que bien podrían asociarse con estrés o cansancio.

Tener niveles bajos de B12 y folato por un tiempo prolongado, pueden propiciar a neuropatías periféricas o daños a los nervios externos del cerebro y medula espinal, ocasionando dolor y entumecimiento de manos y pies.

Deficiencia de B12 síntomas:

  • Diarrea.
  • Glositis o inflamación de la lengua.
  • Inapetencia.
  • Anemia perniciosa.
  • Parestesias (hormigueo en manos, brazos, pies y piernas).
  • Irritabilidad.
  • Olvido.
  • Demencia.

Deficiencia de Ácido fólico síntomas:

  • Desarrollo físico deficiente o lento.
  • Diarrea.
  • Lesiones bucales (ulceras).
  • Perdida de pigmentación capilar (canicie).
  • Úlcera péptida.
  • Glositis o inflamación de la lengua.
  • Migraña.
  • Trastornos del ritmo cardiaco.
  • Anemia megaloblástica.
  • Problemas de conducta.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.


Alimentos ricos en vitamina B12 y Ácido fólico

alimentos vitamina b12

Los requerimientos diarios de B12 y ácido fólico se pueden conseguir a través de una dieta balanceada, rica en alimentos de origen animal y vegetal.

Alimentos ricos en B12:

  • Hígado de ternera, cerdo y cordero (cada 100g aportan 80mg, 39mg y 55mg de B12 respectivamente)
  • Carne de res y cerdo.
  • Almejas (98mg de B12 por cada 100g).
  • Caballas, salmón, sardinas y arenque.
  • Huevos (yema).
  • Quesos.
  • Cereales enriquecidos.

Alimentos ricos en Ácido fólico:

  • Productos lácteos.
  • Huevos de gallina (100g aporta 60mg de folato).
  • Espinaca, lechuga, coles y otros vegetales de hoja verde.
  • Cítricos (un vaso de jugo de naranja ofrece 20mg de B9 y vitamina C).
  • Lentejas, judías, garbanzas y otras legumbres.
  • Frutos secos (puntualmente: avellanas, nueces, almendras, castañas y maníes).
  • Espárragos.
  • Aguacate, plátano y melón.
  • Hígado de ternera.
  • Pescados de carne azul (sardinas, atún, jurel, caballas, etc)
  • Cereales enriquecidos.


Niveles normales de vitamina B12 y Ácido fólico

Mediante un estudio de laboratorio, a través de una muestra de sangre, se puede determinar el nivel de ácido fólico y B12 en sangre.

Niveles normalizados de B12:

Los rangos normales de cobalamina en sangre son de 160 a 950 picogramos por mililitro (pg/ml), o de 118 a 701 picomole por litro (pmol/l).

Niveles normalizados de Ácido fólico:

Mientras, en el caso del folato se considera normal a aquellos pacientes cuya exploración hematológica arroje valores entre los 2.7 a 17.0 nanogramos por mililitro (ng/mL) o 6.12 a 38.52 nanomoles por litro (nmol/L).

Los resultados pueden variar dependiendo de los reactivos empleados por cada laboratorio o si el paciente mantiene algún tipo de tratamiento farmacológico que incida sobre las vitaminas objeto de estudio.

Requerimiento diario de B12 y Ácido fólico:

Los requerimientos de ácido fólico y vitamina B12 pueden varias dependiendo de la edad, condición física, e incluso sexo. Una mujer embrazada necesita más folato y cobalamina que un adolescente sano.

Condición

B12

Ácido Fólico

Adolescente sano

2,4mcg

400mcg

Adultos

2,4mcg

400mcg

Mujeres embarazadas

2,6mcg

600mcg

Mujeres en periodo de lactancia

2,8mcg

500mcg


Ácido fólico y B12 para el corazón

Hasta hace poco más de una década se creía que las vitaminas B6, B9 y B12 ayudaban a prevenir problemas cardiacos, al reducir los niveles de homocisteína en el organismo.

La homocisteína es una sustancia química segregada por el cuerpo, capaz de dañar el revestimiento de los vasos sanguíneos y la correcta coagulación.

Mas un estudio, hecho en el 2006, demostró que tomar ácido fólico y vitamina B12 no guarda relación con la producción de homocisteína.  Por el contrario, el folato tiene incidencia negativa en el sistema cardiovascular.


Acido fólico y B12 para la mente

Se ha demostrado que a partir de los 65 años de edad los niveles de ácido fólico y B12 en sangre tienden a descender. En tal sentido, es aconsejable un chequeo médico constante para determinar si un paciente amerita una ingesta adicional de ambos nutrientes.

Además, es de destacar que el ácido fólico está relacionado con un mejor desempeño cognitivo en personas mayores y su uso, combinado con antidepresivos, puede generar beneficios en los pacientes con depresión.

 


Ácido fólico y B12, y su relación con el cáncer

Diversos estudios, que aún están en discusión científica, dieron a conocer la existencia de posibles nexos entre el cáncer y la ingesta de suplementos ricos en folato y B12.

La investigación, adelantada por el Hospital Universitario Haukeland en Bergen, de Noruega tomo como muestra una población 6.837 pacientes con enfermedad cardiaca isquémica quienes, tras ser divididos en dos grupos, recibían placebos o suplementos ricos en B12 y folato.

Finalmente, se registraron un 21% más de casos con cáncer en los pacientes que recibieron los nutrientes, en comparación a aquellos que solo consumieron placebos; teniendo más incidencia concretamente en el cáncer de pulmón.

Sin embargo, estos estudios no son todavía concluyentes, y por lo tanto, no es una información fiable a día de hoy.

No te olvides de calificar el contenido ^^
[Total:0    Promedio:0/5]